Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
La dinastía Targaryen domina con puño de hierro los Siete Reinos de Poniente desde el Muro hasta las Marcas de Dorne y las casas nobiliarias luchan por ascender en la esfera política y ganarse el favor de la corona. Los Hightower, que de momento han demostrado ser los más influyentes en la corte del rey Viserys compiten con los Velaryon, que como segunda vertiente de la familia real permanecen recelosos tras habérseles sido arrebatado el trono en el año 101.
La delicada salud del rey, que en los últimos meses ha ido empeorando con rapidez ha acrecentado las tensiones sociopolíticas de Poniente y el ambiente se ha emponzoñado. Las diferentes interpretaciones sobre el futuro de los Siete Reinos se han ido polarizando y la conformación de bandos es más que evidente en algunos casos, aunque por el momento nadie discute la posición de la princesa Rhaenyra Targaryen como legítima heredera al Trono de Hierro, tal y como el testamento del rey enfermo augura. Las riñas entre nobles van en aumento y el peligro de que los Reinos se fragmenten se palpa entre las capas más altas de la sociedad nobiliaria y la corte.
Dorne, al sur, continúa independiente y la hegemonía de sus tierras dependen únicamente de la familia Martell, pero no por ello permanece impasible ante la creciente tensión en los otros reinos. Del mismo modo, el Reino de las Tres Hijas permanece atento a lo que ocurre en Poniente, preocupado por la posibilidad de que un conflicto interno extienda la incertidumbre y el peligro a Essos.
¿Qué será de los Siete Reinos si el papel estabilizador de la corona fracasa? ¿Serán las tensiones en los Siete Reinos el preludio de una guerra civil?

Momento Actual
Han pasado dos meses desde el Torneo celebrado por el día del nombre del Rey Viserys y pocas son las noticias que llegan desde la Fortaleza Roja.
Los rumores sobre el fallecimiento del Rey no hacen sino aumentar ya que desde el baile de clausura nadie lo ha visto a excepción de su propia familia. ¿Seguirá vivo el Rey? ¿Quién lo sucederá en el Trono de Hierro? Los rumores se extienden como la pólvora y prometen tener el mismo efecto devastador si una chispa se acerca.
Los partidarios de verdes y negros se preparan para colocar la corona sobre la cabeza de su elegido y es que mientras unos se enfrentan en favor de lo dicho en el testamento del Rey, otros prefieren sangre nueva y a fin de cuentas un hombre al mando de todo.
La tensión es evidente, más que ahora la Ruta Comercial "de los verdes" como es llamada comienza a dar frutos. Pero ¿Es una tensión real que se traslada a la familia real o es solo un espejismo de aquellos ajenos a esta?
administración

Novedades
♦22/08♦ Inauguración del Foro
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 260x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
Próximamente...
Créditos


El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de Crown Of Flames. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.

Todos los sistemas y contenido es propiedad del Staff del foro y de los usuarios participantes, la ambientación del foro y el universo dónde este se desenvuelven son propiedad de George RR Martin.

Especial agradecimiento a Dragón de DoD por ceder el uso de los canon creados por él.
Últimos temas
» Hijos del Frío || Eradan || FB
Dom Oct 16, 2016 1:10 pm por Eradan

» Noche de viejas espadas || Aedan Tollett
Sáb Oct 01, 2016 9:32 pm por El Guerrero

» Erënya Mormont
Vie Sep 30, 2016 8:40 pm por La Madre

» Visita inesperada (Fuerte Terror).
Dom Sep 25, 2016 10:47 pm por Skaar Nieve

» Uniones improbables || Sherrod Dayne
Sáb Sep 24, 2016 9:51 pm por Sherrod Dayne

» Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor
Sáb Sep 24, 2016 5:18 pm por Helaena Targaryen

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 24, 2016 5:03 pm por El Guerrero

» Vuelo Nocturno // Helaena // +18
Sáb Sep 24, 2016 5:02 pm por Helaena Targaryen

» Donde El Coloso no alcanza a ver. [Nymeria Fowler, FB]
Sáb Sep 24, 2016 4:58 pm por Nymeria Fowler

Estación



otoño
Tercer Mes
Año 129
Noticias
¡Ya disponible! El sistema de Banco de Hierro, haz tus gestiones aquí.

¡Ya disponible! La tienda de Personajes, PNJs y Bestias y Casas, negocios y mercenarios.

Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Helaena Targaryen el Dom Sep 04, 2016 12:58 am

Luego de las últimas semanas de incertidumbre sobre el estado del Rey era de imaginar que entre Desembarco del Rey y Rocadragón los cuervos volasen con frecuencia cruzando la bahía del Aguasnegras una vez tras otras.

No tenía mucho de distinto el destino de Rhaenyra, su esposo y sus hijos a un destierro de parte del Rey a la isla que aunque era parte del título que la nombraba heredera, la mantenía lejos de todo. Solo invitaciones del Rey o reuniones del consejo justificaban la presencia de la heredera en Desembarco, como parte del “castigo” por lo ocurrido años atrás entre Lucerys y Aemond. Quizás solo por no aguantar a su esposa, quizás por el bien de todo dicha decisión, pero el viejo Rey ahora no estaba en condiciones de ponerse en contacto con Rhaenyra, ni los ánimos para mezclar a ambas ramas de la familia. Además, el avanzado estado del embarazo de la heredera no aconsejaba viajes.

Obviamente, los recelos de un lado y otro mantenían las cosas tensas, los rumores de la muerte de Viserys no ayudaban en nada, a pesar de que el Rey siguiese con vida y los verdes así insistiesen en decirlo, en la fortaleza primigenia del clan Targaryen no parecían muy convencidos mediante cartas de las noticias que llegaban. Tampoco se los podía culpar del todo.

Fue por todo esto y porque no se necesitaba de más que Helaena decidió hacer un gesto de buena voluntad y a lomos de Dreamfire, sobrevolar el mar hasta su hermana para ponerla al día, calmarla y de paso, preocuparse por su estado. Las malas caras no se hicieron esperar entre sus hermanos y su madre, pero con la sonrisa de siempre y alegando hacer lo mejor para todos, preparó el rápido viaje anunciado poco antes por un cuervo. De paso vería también a sus sobrinos, lo cual para ella siempre era bueno.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Aegon el Menor el Dom Sep 04, 2016 2:40 am

Gestos de buena voluntad
Rocadragón — Mes III Año 129
El regreso a Rocadragón se había reflejado notablemente en el cambio de humor de Aegon. Si bien sus primeros recuerdos pertenecían a la Fortaleza Roja, hacía tiempo que había dejado de considerar Desembarco del Rey su hogar, aún más tras su última visita. Los pasillos de la fortaleza en la que había nacido, más que nunca, se habían llenado de murmullos. Era un núcleo de constante tensión, que se iba prolongando gradualmente a lo largo de todo Poniente.
Aegon sabía que la salud de su abuelo peligraba, pero ante aquel tóxico ambiente que traía consigo Desembarco y, sobretodo, la Fortaleza Roja, le daba la sensación de que el hilo que sostenía la vida del rey era aún más frágil de lo que había pensado en un principio, y aquello le asustaba.

Ya de vuelta a Rocadragón sentía que podía volver a respirar de nuevo, aunque aquella sensación solo duró los primeros días. Ahora le atormentaba la incógnita de no estar ahí para saber qué estaba pasando, como una pequeña y molesta espinita que no lograba sacarse. Desde fuera todo parecía muy tranquilo, sin noticias, a comparación a lo que había visto el tiempo que pasó allí.
Pero aquello no le resultaba realmente un problema. Tenía los medios para distraerse. Quien realmente le preocupaba era su madre. Rhaenyra había regresado a Rocadragón, pero Aegon no era tonto, y sabía que su intención era la de quedarse en Desembarco. Eso le llevaba a pensar que la próxima visita que hicieran a la gran fortaleza Targaryen sería la definitiva, para quedarse.

Sin embargo y hasta entonces, intentaría disfrutar todo lo posible de la tranquilidad que le brindaba Rocadragón, lejos de todas aquellas preocupaciones que no tardarían en volver a manifestarse.

El pequeño dragón salió de sus aposentos, en los cuales se había refugiado desde que acabó de comer a la tarde. Ahora le apetecía salir al jardín. El Jardín de Aegon, se dijo. Parecía que el propio nombre hacía alusión a él aunque, como siempre, era Aegon el Conquistador el aludido. Llevar su nombre más que un honor le parecía una condena. Todos los Aegon venideros, como él, serían opacados por el gran Aegon el Conquistador.
Pero al pequeño Targaryen le gustaba jugar con la doble interpretación del nombre para decirse que aquel era su jardín. A fin de cuentas, realmente se había adueñado de él. Era el único que solía visitarlo. Tal vez porque era más oscuro y sombrío, y la mayoría solía preferir jardines grandes y coloridos. Como el de la Fortaleza Roja.

Un arco en forma de cola de dragón conectaba el interior de la fortaleza con el jardín. Justo cuando Aegon se acercaba para adentrarse en él distinguió una figura familiar. No le costó advertir de quién se trataba, era inconfundible.
Helaena —dijo, casi por descuido. Lo cierto es que no esperaba encontrársela, le pilló desprevenido, pues no había avisado de su visita. De haberlo hecho, seguramente se le hubiera hecho un recibimiento al que él, para variar, hubiera estado obligado a acudir—. No sé dónde está mi madre —anunció. Si había venido a Rocadragón seguramente sería para hablar con ella, supuso.
&
avatar
Aegon el Menor

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Helaena Targaryen el Jue Sep 08, 2016 2:53 am

Una vez su dragona se posó con delicadeza a pesar de su tamaño y su menguante agilidad en la isla que era el hogar de la rama poniente de los Targaryen, Helaena se sintió ajena a todo. Rocadragón no era de su agrada, tan sombría, tan fría, tan... Tan siniestra. En parte no le extrañaba que los reyes Targaryen hubiesen preferido todos Desembarco a aquel lugar que brillaba bajo una luz tan oscura a pesar de que la cercanía entre ambos asentamientos fuese escasa.

Dos mundos a parte. Luz y oscuridad.

Sabía que era un lugar creado para imponer y hacer a los enemigos temer. Si fuese una enemiga llevada ante aquellos antepasados suyos, atravesando esos umbrales de piedra oscura con aquellos monstruos de grandes fauces y mirada tétrica hubiese sentido el más ancestral y puro de los terrores. Por suerte, ella era una hija del dragón y a pesar de que la estética sombría del lugar no era para nada algo que le gustase, tampoco se sentía incómoda, siempre y cuando su hermana no se mostrase hostil por lo que las malas lenguas estaban sembrando, esperando cosechar una guerra que Helaena quería evitar. ¿Para qué una guerra si Aegon y ella no ansiaban la carga que caía sobre Rhaenyra? Ella daba gracias de no tener que ceñirse coronas.

Fue entonces que ante el desconcierto de los criados que no la esperaban y el desconocimiento sobre dónde se hallaban sus familiares que decidió caminar a sus anchas por las tierras de la familia y buscarlos ella misma. O de camino encontrar algún criado que si supiese dónde se hallaba su hermana. Prefería ver primero a Rhaenyra antes que a Daemon... Su tío siempre era más dado a malpensar de ellos y no era precisamente amable con ella. Había oído incluso que la catalogaba de mosquita muerta.

Caminó por los jardines primero, prefiriendo no adentrarse en los pasillos oscuros aún de poder evitarlo e inevitable fue a parar a los jardines de Aegon. Eran oscuros como todo en aquella isla. De niña había correteado por ellos y había visto a sus hermanos subirse sobre los bancos de piedra y algunas de las esculturas de dragones que había y en aquellos jardines, de niña, su hermano Aegon que ahora era su esposo la empujó y le rompió la muñeca, rompiendo por muchos años el trato entre ambos a la fría cordialidad. Hasta que padre decidió que mi hermano debía ser mi esposo, rememoró cogiendo un puñado de arándanos de una de las plantas y comiéndolos mientras caminaba. Seguía siendo su parte favorita del jardín el poder comerse su fruta favorita.

Volvía junto al arco que conectaba con la fortaleza cuando un cabello plantinado se asomó por este. La voz desprovista de muchas emociones la ubicó antes que nada en quién era. Su sobrino Aegon siempre había sido algo parco de palabras y de emociones ya que somos sinceros. Era el niño más frío y seco que conocía, porque hasta su hijo Maelon que era poco dado a hablar solía ser expresivo. No era por esto su sobrino favorito siendo sinceros, pues entre eso y la distancia que si lo había mantenido desde muy pequeño lejos de ella no se había fomentado el vínculo que si tenía con Lucerys y Jacaerys. Además, punto y a parte, él y Viserys abrían la única rivalidad que tenía con su hermana y era la ofensa infinita de usar los nombres de su padre y su propio marido en sus hijos sin si quiera pensar en si ella querría que uno de sus hijos tuviese el nombre de ellos. Una cosa era que quisiera un Viserys o un Aegon, eran nombre bonitos y a fin de cuentas, de grandes hombres, pero ambos nombres le pareció una forma de buscarle las cosquillas, aunque nunca se había pronunciado al respecto más allá de hablarlo con Alicent, la cual era conocedora del enojo de Helaena con este asunto. Aún así, su sobrino no tenía culpa en estos asuntos, así que como siempre, le sonrió con amplitud y no esperó la misma respuesta.

-Aegon, creces por día. Hace solo unas semanas que partisteis y estás más alto. Tranquilo, al menos veo a alguien de mi sangre al fin... La fortaleza Targaryen y llevo más de una hora sin ver a nadie. ¡A saber dónde andan tus hermanos! Imagino que tu madre debe estar descansando, al menos, debería. ¿Qué tal el regreso?- se acercó a él y le ofreció arándanos. Siempre había intentando controlar su vena afectuosa, pues su sobrino no era el niño que más apreciase sus abrazos y muestras de afecto. Aunque no lo entendiese, no podía obligarlo a soportarlas.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Aegon el Menor el Vie Sep 09, 2016 7:57 pm

Gestos de buena voluntad
Jardín de Aegon, Rocadragón — Mes III Año 129
No era ningún secreto que Aegon de Rocadragón, hijo de Rhaenyra, era un niño que distaba mucho de ser como el resto, para bien o para mal. De sus labios rara vez brotaban las palabras. Incluso a veces llegaba a entornalos, sin llegar a decir nada. Siempre tácito. Por ello no era de extrañar que aquella vez no fuera la excepción, pese a su buen humor. Se limitó a aceptar los arándanos que su tía le hubo ofrecido.

Su falta de comunicación podía resultar un problema, sobretodo cuando ni siquiera sus gestos acompañaban para ofrecer alguna pista sobre lo que ocultaban sus silencios. Y ese vacío que quedaba entremedias era lo que conducía a la confusión y a los malentendidos.

Normalmente se tendía a pensar que no eras del agrado del Targaryen. Nadie era del agrado de Aegon. Pero lo cierto es que el menor aún no conocía el odio o el desprecio, y tal vez fuera ahí donde residía el verdadero problema. Muchos nobles pasaban por la vida del pequeño príncipe de Rocadragón, pero pasaban indiferentes. Ninguno llegaba a calar en él, y es posible que se debiera a eso que soliese olvidar con facilidad sus nombres, cara o incluso quiénes eran. Pero desde su partida de Desembarco Aegon se había propuesto el reto de recordar la identidad de cada noble al que fuera presentado. Por lo menos retarse a recordar algo le había dado muy buenos resultados hasta ahora. Su memoria no era un obstáculo.

Las intenciones del Targaryen eran buenas, aunque tal vez no las más acertadas. Él no sonreía por la presión de que debía hacerlo, o le daba un abrazo a un familiar -a menos que este se acercase a él, en cuyo caso no iba a rechazarle descaradamente-. Pero no porque realmente repudiase la compañía. Sus razones eran otras, y es que sencillamente no sentía el impulso de esbozar una sonrisa o dar un abrazo, y cuando en contables ocasiones lo tenía, no solía ser lo suficientemente fuerte como para reflejarse en sus acciones. En sus labios se podía dibujar una curva en el mejor de los casos, pero no soltaría una carcajada, y realmente no sentía que fuera algo que dependiese plenamente de él, así que tampoco se culpaba por ello. Sin embargo, parecía que el resto del mundo lo veía de una forma muy diferente, y a Aegon le daba la sensación de que Helaena entraba en ese grupo, pese a que le dedicase buenas palabras. A fin de cuentas, todos lo hacían, ¿no?
&
avatar
Aegon el Menor

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Sep 24, 2016 5:18 pm

Helaena era una mujer que solía dedicarse más a los demás que a sí mismas así que había aprendido a lidiar con el particular carácter de todas las personas cercanas a ella en mayor o menos medida para así no tener problemas con ellos. Era la más pacífica de la familia y parte de su reputación era porque sabía qué hacer o qué no hacer dependiendo la persona con la que se encontrase. Que su sobrino no valoraba las muestras de afecto no era un secreto ¿Para qué dárselas entonces? Era algo incómodo saber que das afecto a alguien que lo recibe solo por no hacerte un feo y suponía que debía ser incomodo disimular que algo que no te agradaba lo hacía. Así que ¿Para qué pasar por esa situación?

Lo observó coger los arándanos en silencio. Tratar con el pequeño Aegon era estar dispuesto a hacer un monólogo dónde con suerte lograrías un monosílabo por respuesta. No sabía que había dentro de la cabeza del niño, nadie lo sabía, pero era diferente de esa manera tan particular. No era malo realmente, cada niño era diferente, sus hijos eran diferentes, sus hermanos y ella misma lo habían sido y sus sobrinos lo eran también, cada uno a su manera. A fin de cuentas, bastante gratitud debían a los dioses porque ninguno de los pequeños había demostrado un gusto exacerbado por el sufrimiento ajeno -aunque si por la violencia, esto no era tan de extrañar-, dejando claro que por el momento no debían temer un Maegor el Cruel II, al menos en esa generación que venía.

-Imagino que bien- se autorespondió para llenar el silencio.- Lo cierto es que Desembarco ha quedado algo silencioso desde que os fuisteis- sobretodo por Lucerys y Jacaerys, no sin dudas por Aegon, pero bueno, era un forma de hablar.- Vuestros primos se aburren sin vosotros, pero espero que pronto podáis regresar- dijo con tranquilidad mientras miraba a su alrededor.- ¿Te gusta venir aquí? Bueno, siento interrumpir tu paseo, pero no estaría mal si me acompañases a ver si vemos a tu madre o tu padre.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.