Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
La dinastía Targaryen domina con puño de hierro los Siete Reinos de Poniente desde el Muro hasta las Marcas de Dorne y las casas nobiliarias luchan por ascender en la esfera política y ganarse el favor de la corona. Los Hightower, que de momento han demostrado ser los más influyentes en la corte del rey Viserys compiten con los Velaryon, que como segunda vertiente de la familia real permanecen recelosos tras habérseles sido arrebatado el trono en el año 101.
La delicada salud del rey, que en los últimos meses ha ido empeorando con rapidez ha acrecentado las tensiones sociopolíticas de Poniente y el ambiente se ha emponzoñado. Las diferentes interpretaciones sobre el futuro de los Siete Reinos se han ido polarizando y la conformación de bandos es más que evidente en algunos casos, aunque por el momento nadie discute la posición de la princesa Rhaenyra Targaryen como legítima heredera al Trono de Hierro, tal y como el testamento del rey enfermo augura. Las riñas entre nobles van en aumento y el peligro de que los Reinos se fragmenten se palpa entre las capas más altas de la sociedad nobiliaria y la corte.
Dorne, al sur, continúa independiente y la hegemonía de sus tierras dependen únicamente de la familia Martell, pero no por ello permanece impasible ante la creciente tensión en los otros reinos. Del mismo modo, el Reino de las Tres Hijas permanece atento a lo que ocurre en Poniente, preocupado por la posibilidad de que un conflicto interno extienda la incertidumbre y el peligro a Essos.
¿Qué será de los Siete Reinos si el papel estabilizador de la corona fracasa? ¿Serán las tensiones en los Siete Reinos el preludio de una guerra civil?

Momento Actual
Han pasado dos meses desde el Torneo celebrado por el día del nombre del Rey Viserys y pocas son las noticias que llegan desde la Fortaleza Roja.
Los rumores sobre el fallecimiento del Rey no hacen sino aumentar ya que desde el baile de clausura nadie lo ha visto a excepción de su propia familia. ¿Seguirá vivo el Rey? ¿Quién lo sucederá en el Trono de Hierro? Los rumores se extienden como la pólvora y prometen tener el mismo efecto devastador si una chispa se acerca.
Los partidarios de verdes y negros se preparan para colocar la corona sobre la cabeza de su elegido y es que mientras unos se enfrentan en favor de lo dicho en el testamento del Rey, otros prefieren sangre nueva y a fin de cuentas un hombre al mando de todo.
La tensión es evidente, más que ahora la Ruta Comercial "de los verdes" como es llamada comienza a dar frutos. Pero ¿Es una tensión real que se traslada a la familia real o es solo un espejismo de aquellos ajenos a esta?
administración

Novedades
♦22/08♦ Inauguración del Foro
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 260x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
Próximamente...
Créditos


El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de Crown Of Flames. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.

Todos los sistemas y contenido es propiedad del Staff del foro y de los usuarios participantes, la ambientación del foro y el universo dónde este se desenvuelven son propiedad de George RR Martin.

Especial agradecimiento a Dragón de DoD por ceder el uso de los canon creados por él.
Últimos temas
» Hijos del Frío || Eradan || FB
Dom Oct 16, 2016 1:10 pm por Eradan

» Noche de viejas espadas || Aedan Tollett
Sáb Oct 01, 2016 9:32 pm por El Guerrero

» Erënya Mormont
Vie Sep 30, 2016 8:40 pm por La Madre

» Visita inesperada (Fuerte Terror).
Dom Sep 25, 2016 10:47 pm por Skaar Nieve

» Uniones improbables || Sherrod Dayne
Sáb Sep 24, 2016 9:51 pm por Sherrod Dayne

» Gestos de buena voluntad || Aegon el Menor
Sáb Sep 24, 2016 5:18 pm por Helaena Targaryen

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 24, 2016 5:03 pm por El Guerrero

» Vuelo Nocturno // Helaena // +18
Sáb Sep 24, 2016 5:02 pm por Helaena Targaryen

» Donde El Coloso no alcanza a ver. [Nymeria Fowler, FB]
Sáb Sep 24, 2016 4:58 pm por Nymeria Fowler

Estación



otoño
Tercer Mes
Año 129
Noticias
¡Ya disponible! El sistema de Banco de Hierro, haz tus gestiones aquí.

¡Ya disponible! La tienda de Personajes, PNJs y Bestias y Casas, negocios y mercenarios.

El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Vie Ago 26, 2016 12:58 am

El torneo se seguía alargando. Lo días previos habían sido un confluir de nobles, mercaderes y otras gentes que llegaban a la capital. Primero fue el desastroso baile de inauguración y ahora mirando hacía los siguientes días, debían ocurrir los torneos. No podía hacerse todo de una vez, pues no conformes con la fiesta dada por el rey los nobles montaban fiesta cada noche, una sobre otra.

Aquella noche Helaena se sentía profundamente dolida, casi al borde del llanto en todo momento desde hacía unos dos días. Sin embargo, había hecho su mejor intento para aparentar una felicidad que no sentía y para que nadie notase los problemas que la afligian. Sin embargo, aquello no sirvió de nada y solo Aemond pudo salvarla del escándalo más absoluto y no solo de eso, si no de aquel arrebato de locura que la llevó hacía aquella ventana.

Realmente, se sentía deprimida y hasta se había notado en que no estaba si quiera comiendo. Solo se mantenía ocupada e intentaba pensar en cosas que la hicieran sentir bien para poder mantener la sonrisa que la caracterizaba, mientras, llevaba todo el día evitando a Aegon, algo que tampoco fue difícil, pues él no la había buscado o al menos ella así lo veía, aunque quizás solo estaba ocupado cumpliendo con sus deberes. Aquello no sabía si la aliviaba o le dolía más, pero trataba de consolarse diciendo que ambos habían estado ocupados. Pero imaginaba que si no sabía ya del desayuno de esa mañana con la Ramera Lannister, no tardaría en saberlo. Suponía que su vulgar amante no tardaría en irle con el cuento. Pero lo que no sabía era si todo aquello era suficiente para haberla llevado tan al límite. ¿Se estaba volviendo loca?

Así que cuando llegó de la fiesta y vio que Aegon aún no había vuelto se fue a una de las habitaciones dónde había mandado encerrar a su nueva mascota y la liberó, viendo que efectivamente, estaba bien enseñada pues nada había roto. La sacó y la hizo seguirla hasta su habitación con Aegon, dónde se sentó en el suelo de la parte principal, sobre una alfombra, rodeada de cojines, copa de vino en mano. Luego de que la bestia plateada investigase un poco el lugar, se tumbó junto a ella y la princesa acarició sus melenas mientras decidía qué hacer con aquel dolor que sentía en el pecho y no parecía querer marcharse.


Última edición por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 9:04 pm, editado 1 vez
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Vie Ago 26, 2016 1:08 am

Me había pasado todo el día con los preparativos del torneo, yendo y viniendo, encargándome de lo que debía encargarme. Mi madre y Hela se encargaban de la organización, de lo que debía y no estar. Yo supervisaba que eso se cumpliera al pie de la letra y a la vez aprovechaba la oportunidad para recorrer las calles de la ciudad. Últimamente mi presencia en Desembarco era mucho mas notable que en otros años. No sabía si la gente valoraba aquello o no, simplemente me conformaba con saber que cumplía con mi papel del príncipe. El de conocer al pueblo, el de ayudarlos a ayudarnos, el del miembro de la familia real que se preocupaba por su seguridad. Mientras mi esposa era la de las obras de caridad, yo era el que trataba de impartir justicia. Era de saber que la delincuencia en el reino era moneda corriente, no por culpa de mi padre, sino porque la delincuencia siempre existiría hasta con el mejor rey que pudiera tener Poniente. Por esta razón me veía en la obligación de actuar y castigar al que debía ser castigado, frente a todos, para que entendieran que no se tolerarían actos de aquel tipo.

Las horas se habían pasado, rápidamente a mi entender, y en un simple parpadeo el sol se oculto dejándonos a solas con la luna. En aquellos días eran comunes las fiestas por doquier, no solo la que se había dado en la Fortaleza Roja, sino que también la de los nobles que nos visitaban. Todos querían divertirse, disfrutar de su tiempo fuera de sus ciudades. Todos querían sociabilizar, conocer gente de tierras lejanas de las que solo habían oído historias. Todos querían beber, acostarse, comer, todos querían disfrutar de los placeres de la vida. Desde los mas simples a los mas retorcidos, y la verdad aquello me parecía excelente. Aunque claro esta que era admisible siempre y cuando no molestaran a nadie y no rompieran el orden en nuestras tierras.

La hora de volver a casa había llegado, con aquel ajetreo no había visto a mi familia en todo el día. Aquello me molestaba, me gustaba pasar tiempo con mis hijos, con mi mujer, mucho más ahora que intentábamos algo. No sabía cual había sido la agenda de mi esposa, ni siquiera sabía si se encontraba en la habitación. Por este motivo simplemente me limite a ir a mis aposentos y al entrar me tope con ella. Allí, en el suelo, con una copa de vino y… Un Hrakkar -¿Nueva mascota? –Pregunte levantando una ceja sin saber de donde venia ese gran felino que se encontraba en nuestra habitación. Cuando eran aun mas joven entre libros y libros alguna vez había leído sobre aquellas bestias desérticas. Pero aquello no era lo que me preocupaba, mas bien lo que llamaba mi atención era la expresión de mi esposa -¿Te sucede algo? –Le pregunte interesado pasando por su lado para ir a dejar mis cosas ya que había cargado con ellas desde que me había levantado. Tome una copa y la cargue con la botella que se encontraba por alli para darle un pequeño trago no sin antes olerlo.
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Vie Ago 26, 2016 10:16 pm

Se le habían juntado demasiadas cosas en los últimos días y el alcohol ingerido en la fiesta -apenas unas tres copas, pero con el estómago vacío parecían una docena- y el par que llevaba en casa no ayudaban a mejorar su ánimo. A veces le ocurría, a veces determinados acontecimientos la metían en una espiral de dolor y tristeza que solo mostraba cuando no podía soportarla más. Y tan rápido como la solía dejar ver, volvía a esconderla hasta olvidarla, dejándola de lado hasta que un tiempo después volviese.

La frágil salud de su padre, el cansancio por el torneo, la marcha de su hermano menor a Antigua y haber roto su relación con Aedan esos días la había dejado devastada. Pero intentaba apoyarse en sus hijos y en Aegon, en la idea de tener otro hijo juntos.

Posiblemente por eso por primera vez se sentía tan dolida y tan enfadada, porque había roto el corazón de Aedan por un hombre que no solo no era capaz de serle fiel, ni de respetarla, si no que además rompía la promesa, el único motivo por el que ella se decía perdonarlo. No solía ser una mujer muy preocupada de sí misma, ni solía pensar en aquello negativo que su vida tenía, se consideraba por lo general afortunada en todo. Pero estaba convencida de no merecer que Aegon hiciera aquello con ella.

-Es el regalo de un mercader. Le faltó regalarme hasta las sandalias que calzaba- murmuró con voz ida. No solía emborracharse y lo poco que bebía siempre con el estómago lleno, aunque eso no significaba que desde toda su vida esa fuera la primera vez que su hermano la veía con el vino subido a la cabeza. Ni mucho menos. Aunque quizás nunca en situación tan adversa.- Si, si me sucede algo- respondió luego de vaciar la copa.- Pero da igual. Supongo que ya tienes demasiadas cosas en la cabeza como para que te importe... Solo quería esperarte para saber que llegabas bien- intentó ponerse de pie, pero el resultado fue bastante desastroso, pues ella misma se pisó el vestido, rompiendo la tela y casi al borde de caerse de bruces, agarrándose a un sofá, empezó a reírse.- Dioses, ahora mismo me parece todo tan gracioso admitió casi con un deje de demencia, riendo sin poder controlarse, aunque en el fondo esas carcajadas eran -un llanto escondido que llevaba por dentro desde que uno de sus criados fue a hablar con ella en persona.- Será mejor que me vaya a la cama- dijo tambaléandose un poco.- Pero antes...- hizo una melodramática pausa- una copa de vino para el camino.

Y nuevamente, un estallido de risas absurdo mientras intentaba en vano acercarse a Aegon para tomar la jarra de vino.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:21 pm

Desde muy jóvenes mis hermanos y yo habíamos comenzado a beber vino. No por simple gusto sino mas bien por una cuestión protocolar. Cenas importantes, fiestas nobles o una simple invitación formal a bebe un trago o comer algo. Luego con los años nuestro gusto por la bebida se hizo conocido y era normal encontrarnos bebiendo en la cotidianeidad de la vida. Aun con mas frecuencia a Aemond y a mi que solíamos emborracharnos frecuentemente. Pero Hela en cambio, era una bebedora casual, de esa que bebían solo cuando la ocasión ameritaba. Fue ese el motivo por el cual me sorprendió verla con aquella copa entre los dedos, con la mirada ida. Sus ojos parecían no ver por mas que estuvieran abiertos, casi en una especie de transe. Intente restarle importancia a aquella situación, no porque no me preocupara sino porque crei que simplemente debía dejarlo pasar y dejarla disfrutar su momento a solas -Que mercader mas considerado, las cosas que puede conseguir una bonita princesa son inimaginables -comente viendo mi copa llenarse de aquel liquido bordo que era la perdición de muchos hombres.

Vaya, que amable de tu parte -Dije haciendo una mueca con la boca dándome cuenta que posiblemente Helaena hubiese bebido mas de lo habitual, y aquello no era bueno. Yo podía controlarme aunque estuviera bajo los efectos del alcohol, sabia que no haría una locura. En cambio ella solía perderse un poco mas de la cuenta -Pero eres mi hermana, mi mujer, me interesa saber que pasa por tu cabecita -Le exprese bebiendo un poco para luego observarla. Hacia tiempo que no la veía así, ni siquiera capaz de caminar un par de pasos sin caerse. Mire aquella escena y no pude evitar dejar salir un suspiro de mis labios escuchando sus torpes palabras mientras se tambaleaba de un lado al otro -Yo no le encuentro ninguna gracia -Comente ya que no me agradaba verla así, no por el hecho de que estuviera ebria, sino porque algo andaba mal. Era mi esposa, no podía esconderme con risas su malestar, no era un idiota cualquiera al que solía encantar con sus palabras.

Seguí con mis ojos su recorrido de ida y de vuelta, la forma en que quiso ir a su cama para arrepentirse y volver por mas vino. Negué con la cabeza desaprobando aquello y cuando llego entre tropezones a mi para tomar la botella se la aleje. Tome una de sus muñecas con suavidad -Hela, basta -Le pedí firme pero sin ponerme malo con ella ya que no me gustaba verla así -Mírame -Pedí de nuevo tomando su mentón con la otra mano obligándola a que cruzara sus ojos con los míos -Basta… No se que te anda sucediendo pero no voy a dejarte beber mas -Me puse firme en aquella postura y suspire -Vamos a la cama -Le dije agachándome un poco para tomarla por las piernas y cargarla en mis brazos -Debes descansar y aclarar tu cabeza, mañana será un nuevo día.

Seguido a esto acomode sus muslos en uno de mis brazos y su torso en el otro. La mire a los ojos apenado y comencé a caminar lento hacia mi cama ya que aquella noche quería que durmiera conmigo. Ella estaba pasando por un mal momento y tenia que acompañarla, era mi deber como su marido y como parte de su familia. Al llega la deposite sobre las sabanas y me senté en el borde del colchón para acariciarle el cabello despejando su rostro de este - ¿Qué te esta sucediendo hermanita? -Pregunte casi para mi mismo que para ella, en verdad me molestaba verla de aquella forma. Mientras tanto observe como su nueva mascota aparecía gateando lentamente hasta posarse a los pies de la cama y volver a echarse acompañando a Hela.
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:39 pm

Meditó sobre las palabras que dijo su hermano y negó, con una sonrisa tan ida que casi daba miedo, clavó entonces sus ojos en los suyos. La princesa parecía perdida en su mente a pesar de la forma tan nítida en la que lo miraba, como si pudiese ver en lo más profundo de su esposo, aunque quizás el conocimiento que ella tenía y él desconocía estaba en su poder era lo que le daba ese “poder”.

-Más bien es lo que el miedo puede lograr. Es increíble el poder que uno puede sentir haciendo que alguien tema por su vida, más cuando sabes que realmente puedes arrebatársela. Es como cuando montamos a nuestros dragones... Nadie puede hacernos frente, ni negarse a nuestros deseos ¿verdad?- preguntó.- ¿Verdad que nadie puede negarse a lo que deseamos?- un silencio que le pareció tenso se hizo antes de volver a sonreír.- Excepto entre nosotros, nosotros podemos negarnos siempre que queramos al otro. No pasa nada, mi querido esposo... Por eso puedo decirte que no es necesario que escuches las desdichas de tu esposa. A fin de cuentas ¿Para qué estropear tu reluciente vida con mis preocupaciones?- que el dijese que no le veía gracia a sus delirios fruto del alcohol solo la hizo reír más aún.- Pues créeme, la tiene, inmensa e infinita gracia.

Aquello de lo que reía, por no llorar, era por su infinita estupidez. Por creer que Aegon era capaz de cumplir si quiera lo más mínimo que le prometiera, por creer que ella era suficiente en algún sentido para él, por creer que él nunca sería capaz de hacerle tanto daño de una forma tan cruel como caprichosa. Por haber sido tan estúpida de no entender que su destino era vivir por y para cumplir un propósito, no para ser feliz. Una princesa no necesita felicidad, no debe si quiera saborearla. Solo debe dar hijos a su esposo y asegurar un linaje, todo lo demás, es innecesario.

-Oh vamos, no seas aguafiestas... con lo que te gusta una fiesta- murmuró entre risas intentando recuperar.- No me sucede nada, solo quiero beber un poco más... Nada importante- dijo restándole importancia a todo, como si así fuera a desaparecer la sensación de frío y vacío que sentía en su interior. Intento conseguir la jarra sin resultados, cerrando los ojos con fuerza cuando Aegon la cargó en sus brazos, haciendo que el suelo desapareciese bajo sus pies y todo diera vueltas.- Si aclaro mi cabeza me tiraré de la torre más alta- dijo de forma casi imposible de entender, casi un balbuceo.

Finalmente Aegon la dejó en la cama y ella siguió con los ojos cerrados, sintiendo al animal subir al lecho y recostarse a sus pies, suspiró soltando un sollozo ahogado, falto de lágrimas a pesar de que llevaba horas queriendo llorar.

-Solo pasa que ya he entendido cual es mi lugar en este mundo y en tu vida. Aunque en el fondo creo que siempre lo supe... Creía que podía ser distinto- balbuceó.- Pero siempre me equivoco cuando espero lo mejor de los demás. Soy como este animal... Solo conoce caricias que vienen de los mismos que lo han golpeado. Y aún así, olvida el dolor esperando un nuevo gesto de afecto, sea el que sea.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:47 pm

Aquella situación me desagradaba por completo, no me gustaba ver a mi mujer en aquel patético estado. Ella siempre había sido todo lo opuesto a eso, perfecta e impecable, no tenía la mas mínima gana de tenerla que soportarla de esa forma. No porque no pudiera, era su esposo y debía hacerlo, sino porque creí que mi hermana estaba para mas que eso. Todos la veían alegre, sonriente, sincero, la verdad era que Helaena era el ser más deprimente que podría caminar sobre Poniente. Acumulaba, guardaba cosas, palabras, no decía lo que tenía que decir en los momentos indicados y terminaba destrozada por dentro. Luego era yo el que debía juntar sus pedazos y rearmarla poco a poco cual jarrón de porcelana –Me alegra saber que estas te estas dando cuenta de lo que somos capaces, para mi no es ninguna novedad –Comente de forma algo cortante ya que no veía necesidad de decir todo aquello. Yo conocía perfectamente de lo que nuestra familia era capaz, lo veía día a día –Todos pueden negarse si quieren, mira Dorne si no –Dije con tono irónico pensando que nuestro poder era enorme pero no absoluto. De otra forma todos hubiesen sucumbido ante nosotros pero aquel no era el caso.

Las palabras de mi esposa me exasperaban, tanta falsedad, tanto rodeo para decir las cosas. Siempre era lo mismo con ella, escondiendo lo que quería decir obligándome a obligarla a que lo dijera de una vez por todas –Tu formas parte de mi “reluciente” vida. Pero también es verdad que tu decides a quien contarle tus cosas y a quien no. Posiblemente yo no sea esa persona y no deseas hacerlo –Agregue antes de cargarla escuchando sus quejas y balbuceos como si fuera una ebria mas de aquellas sucias tabernas del reino. Últimamente estaba intentando dar lo mejor de mi con ella, habíamos hablado, estaba pasando las noches con ella, pasábamos tiempo con nuestros hijos. Pero ella aun seguía dolida por algo, no era capaz de ver el esfuerzo que yo estaba haciendo para poder complacerla y a la vez cumplir con mi deber de esposo. Y con sinceridad mi paciencia cada vez escaseaba mas, la amaba, amaba a mi familia. Sin embargo el tiempo que pasaba con ella lo quería pasar entre risas, demostraciones de amor y de cariño o haciendo algo que nos agradara a ambos. Pero todo con ella se estaba volviendo deprimente, horriblemente deprimente.

Escuche sus analogías sobre aquella bestia, y sus filosóficas palabras sobre la vida. No pude evitar suspirar mientras me pasaba y tragaba saliva dando un largo suspiro dejando algunas cosas junto a la cama. La cubrí con las sabanas para que estuviera caliente y di la vuelta –Mira Helaena… No se que te esta pasando últimamente conmigo, pero sinceramente me duele y no puedo soportar verte asi –Me senté del otro lado de la cama y me recosté junto a ella poniéndome de lado para verla mejor. En mis ojos había tristeza y cansancio, tal vez resignación en un punto –No eres sincera conmigo nunca, me escondes cosas, te guardas todo y luego terminas de esta forma… Desarmada por completo –Le exprese regañándola en algun punto –Ni idea que se te esta pasando por la cabeza en estos momentos, seria de mucha ayuda que lo dijeras y asi poder solucionarlo entre ambos –Le pedí sentándome un poco mirando hacia el frente –Estos últimos días estoy intentando dar lo mejor de mi, no puedes negarlo, lo ves. Paso tiempo contigo, con nuestros hijos, me encargo de todas mis responsabilidades… No te reclamo nada, trato de no molestarte con mis cosas, pero tu sigues asi –Volvi a suspirar pesadamente –Te amo Hela, te amo con todo mi corazón… Perdóname si no se expresártelo como corresponde, ya me disculpe contigo y lo volveré a ser cuantas veces sea necesario. Pero no puedo seguir viéndote de esta forma tan… triste y melancólica –En aquel momento se me hizo un nudo en la garganta –Pero si para que estés bien debemos alejarnos, estoy dispuesto a eso hermana…
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:48 pm

-Porque nadie ha tenido el valor suficiente de hacer lo necesario en Dorne... A sangre y fuego. Ha faltado mucho más de eso- dijo con tono ido, pues no estaba para política, conquistas e historia en ese momento.- No hay nadie capaz de negarse ante la demostración de fuerza y crueldad necesaria.

Oírlo decir que era parte de su reluciente vida le sonó casi como una mentira. Ella nunca se había visto nada de reluciente, ni de perfecta, ni de nada. Aegon era a los ojos de todos -sobretodo todas- un hombre perfecto, aguerrido, de carácter, guapo y fuerte. Con fama de Don Juan bien merecida. Esa era su reluciente vida, era evidente que su marido disfrutaba de que muchas jovencitas ansiaran meterlo en sus camas, que el ir y venir de fiesta en fiesta con la mujer que se le antojase era un capricho del que jamás se iba a volver a privar. O al menos en ese momento, con la mente perturbada por el alcohol y con ese dolor enquistado en su interior lo veía todo distorsionado.

A ella si que le hubiese gustado sentirse parte de su vida, sentir que él la había elegido a ella por encima de todo, no que su padre se lo había impuesto. Ella sin embargo si se había casado con él por el mismo motivo, pero si sentía que lo había vuelto a elegir por su propia voluntad en diversas ocasiones. ¿La elegiría Aegon a ella? De poder hacerlo, entre todo lo que su hermano tenía al alcance, las posibilidades de ser escogida eran escasas. Sentía que había algo que antes le daba a su esposo que simplemente ya no le daba y por eso ahora él buscaba a otras, así que supuso que el fallo estaba en ella.

Se dejó arropar y se puso de costado para mirarlo cuando él se tumbó a su lado. Le habría gustado que su amor por él fuese menor que su amor por sí misma. Gritarle, golpearle, echarlo de ese dormitorio y decirle que jamás volviese a pisarlo. Decidir que era mejor ser solo algo perfecto delante de todos mientras que luego no había nada. Pero había dedicado toda su vida a sus hermanos y buena parte de ella en especial a Aegon, no podía dejarlo ir, no quería terminar de condenar lo que tenían reprochándole nada, no quería que lo que ella guardaba en su interior le hiciera daño aunque se lo hiciera a ella. Oír que a pesar de todo lo que callaba le hacía daño solo la hundió un poco más.

-No quiero hacerte daño- dijo con absoluta sinceridad mirando sus ojos.- Si no te digo las cosas es porque si lo hago solo te haré daño... prefiero que me duela a mi sola- murmuró de forma torpe, acurrucándose a su lado.- ¿Qué más da? En unos días volveré a estar bien, cuando comprenda nuevamente que un problema deja de serlo cuando no tiene solución. Intento ser sincera en todo contigo, pero hay cosas que es mejor que no oigas- le acarició la mejilla.- No puedes arreglarlo y yo no puedo olvidarlo. Pero puedo perdonarlo, siempre lo hago- admitió con un suspiro.- Hay algo oscuro en todos nosotros, un carácter, algo que nos hace poder ser destructivos y crueles. Está en nuestra sangre, hay quién dice que tenemos la sangre de un demonio del fuego, que eso es lo que nos permite domar dragones- divagó por un momento antes de darse cuenta de que lo hacía.- Vosotros convivís con ello, lo dejáis salir, sabéis controlarlo normalmente. Yo no puedo, vive como ajeno a mi y a veces es como un monstruo que se despierta y solo quiere salir y yo... yo no quiero ser así. Yo no quiero ser cruel, yo no quiero hacer daños a la gente que me rodea. Contenerlo me hace daño, pero dejarlo salir también. No sigo de ninguna manera...- se tomó unos minutos para reordenar sus ideas a fin de ser capaz de decir algo coherente.- Estos días he estado muy feliz. Los niños y tú me hacéis muy feliz y la idea de tener otro hijo cada día se me antoja más. Quiero tener en mis brazos a otro pequeño que tenga tus ojos y tu sonrisa- rió.- O bueno, mis ojos, va ser difícil decirlo- admitió, volviendo a desviarse un poco del tema por el alcohol.- Pero hay cosas que hacen demasiado daño. Puedo soportar cualquier cosa mientras entre nosotros las cosas estén bien, pero si eres tú el que me hace daño el mundo se me cae encima- se incorporó un poco cuando él se disculpó, sintiendo todo volver a dar vueltas.- No quiero que te disculpes más. Que te disculpes no cambia nada, solo lo cambia el tiempo. Solo haz como que nada me pasa... y terminará siendo así.

Fue al oír que él quería alejarse de ella que ese “monstruo” volvió a revolverse hambriento en su interior, casi como si una voz le susurrase que lo que Aegon realmente quería era quitarla de en medio para seguir con sus líos de faldas. Quiso dejarse llevar por la rabia, pero una vez más se tragó su propia bilis y negó.

-Yo siempre te elegiré a ti. Nunca voy a querer que te vayas de mi vida ¿Pero es lo que quieres? Sé sincero. ¿De poder elegir si seguir conmigo o elegir otra vida, independientemente de lo que padre y el resto quisiera, qué harías? Yo te seguiría eligiendo una y mil veces. Te sigo eligiendo- dijo con más contundencia, pensando en como Aedan se habría ido con ella al fin del mundo de haberlo pedido. Pero ella se quedó, se quedó con Aegon, se quedó con sus hijos.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:51 pm

Helaena “la cruel” Targaryen, la forma en que hablaba era única, nunca se había dejado escuchar de esa forma. Puede que aquello fuera culpa del alcohol ¿Pero era la bebida la que metía esas ideas en su cabeza? No, ella estaba diciendo lo que pensaba en lo mas profundo de su corazón. La muchacha bondadosa y amable en el fondo solo era una igual a todos nosotros, deseosa de violencia, deseosa de que la veneren –Si tanta ilusión te hace hermana, pediré que te incorporen al consejo de guerra –Comente con media sonrisa en los labios tal vez burlándome un poco de ella. No podía imaginármela allí sentada discutiendo sobre aquellas cosas, no a ella que era tan pacifica. Aunque debía reconocer que en cierto punto tenia razón, si queríamos nadie se podía negar a nosotros, en absoluto. Éramos Targaryen, domadores de dragones, solo teníamos la necesidad de querer algo para tenerlo. Nunca se nos había negado nada, ni a mi ni a mis hermanos, éramos unos malditos niños consentidos. Y me daba aun mas cuenta de ello al escucharla a mi hermana hablar de esa forma tan soberbia y sin tapujos.

Todos los miembros de la familia éramos iguales, era mentira que había excepciones, Helaena era una clara demostración de eso. La que todos creían diferente, la única de la familia que rompía con la lógica establecida. Me vi obligado a llevarla a la cama, no estaba en un estado demasiado óptimo como para hacerlo por su propia cuenta. La recosté y la arrope, casi como si fuera Jaehara, y a decir verdad se parecían demasiado. Sus palabras siguientes me hicieron suspirar con resignación, me molestaba verla de esa forma. Me separe un poco para desvestirme y así poder estar mas cómodo, me introduje bajo las mantas y la abrace apegándola a mi mientras acariciaba su cabello mirando un punto fijo en la pared –Me hace daño verte así, tan rota y triste… Y aun más si se qué cargo con la culpa de esto –Le dije sincero enredando mis dedos en su cabello de forma suave intentando que se calmara un poco y que el sueño le ganara.

Simplemente son leyendas, dichos, excusas para justificar nuestro carácter –Dije seguro de aquello pensando en lo que decía del “demonio de valyria”. Cuentos que se le contaban a los niños, historias fantásticas, no podíamos dejar guiarnos por eso – ¿Acaso debo sentirme bien haciendo como que a ti no te sucede nada? La verdad se me complica demasiado mirar hacia otro lado –Solté cerrando mis ojos tal vez algo cansado por el ajetreo de todo el día. Y eso sumado a toda esa situación con Hela… En verdad mi cuerpo comenzaba a ceder al cansancio –Lo que nos diferencia del resto no es una historia de niños, ni los dragones. Lo que nos diferencia del resto es nuestra capacidad para romper los parámetros del mundo –Suspire- Para hacer lo que todos creen imposible, es algo que esta en nuestro interior y nos obliga a ir por mas

Sus siguientes palabras me hicieron tragar saliva pesadamente apegándola mas a mi –Eres una mujer insegura Hela ¿Cuántas veces mas debo repetírtelo –Pregunte pensando que aquel tema de discusión ya había pasado de forma recurrente entre nosotros –Claro que te seguiría eligiendo, demostraste ser una madre y una esposa ejemplar… Tal vez se te exige mas de la cuenta, lo admito –Dije aceptando la culpa de las infidelidades y de que ella tuviera que cargar con aquella mochila –Pero sigues siendo la mejor en lo que haces, y te seguiría eligiendo, una y mil veces –Repetí sus palabras atrayéndola a mí para recostar su cabeza en mi pecho –El dia que comprendas lo grandiosa que eres, y que nunca en toda mi vida encontrare una mujer como tu… ese dia dejaras de ponerte asi –Le explique estirándome para apagar el fuego de la lámpara –Ahora descansa, ya mañana será un nuevo dia
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:52 pm

-Oh, que gracioso eres, Aegon- dijo con ironía cuando dijo de meterla al consejo de guerra con esa sonrisa burlona en la cara.- Pues si yo fuese reina no me moriría sin tener a Dorne bajo mi pies, besando por dónde piso- gruñó.- Por suerte para los dornienses, no seremos tú y yo los que reinen.

Había algo que Hela siempre había tenido claro y es que su hermano mayor era un hombre que de poder, haría grandes cosas. De ser rey, lograría hazañas que pasarían a la posteridad... Aegon combinaba intelecto, don de gentes, carácter, autoridad y ambición, todo lo necesario para conseguir lo que se propusiera... Y ella, ella parecía ser su contrapunto ideal, dulce, suave, justa, amable y siempre preocupada por el futuro, posiblemente la más indicada para conservar todo lo que lograsen. Sin embargo su padre les tenía otro destino y ella jamás lo pondría en duda.

-Olvida la culpa o deja de actuar cómo lo haces. No puedes convivir con ambas cosas, decide sacrificarte tú o que me sacrifique yo, pero de nada sirve que ambos suframos por el otro. Es tan absurdo. Al menos uno debería intentar ser feliz...- susurró.- Si a ti te hace feliz engañarme, mentirme- el labio inferior le tembló en ese instante, teniendo que respirar hondo antes de seguir hablando.- No te sientas culpable luego. Y si tanta culpa te causa, no lo hagas nunca más.

Ella sabía que aunque le prometiese cualquier cosa a Aegon a cambio, aunque él lo intentase, jamás iba a dejar su vida de libertino de lado. Así que en realidad lo único que quería era que no se castigase por ello, ya soportaría ella como hasta entonces el peso de las acciones de su esposo y hermano. Era un cargo que prefería llevar sola.

-Hay algo en nosotros grandioso, sea cosa de demonios o no. De dragones o no. Y ese algo nos hace ser seres extraordinarios o verdaderos monstruos... el problema es que muchas veces no sabemos dónde termina lo uno y empieza lo otro. Hasta dónde el fin justifica el medio- suspiró con pesadez. Eran cosas que se planteaba hacía mucho, muchísimo tiempo, desde niña escuchando las historias sobre sus antepasados. Aegon, Jaehaerys, Maegor y muchos otros.- Entonces entenderás por qué yo no puedo mirar a otro lado con lo que haces... Lo intento, pero no siempre puedo cerrar los ojos ante lo que veo. ¿Cuántas veces debes repetir aquellos que tus actos muchas veces desmienten?- miró un momento el techo antes de volver a mirarlo.- Es como si plantas una flor. La riegas todos los días, si, la abonas, cuidas que crezca... Pero un día la pisas. Puede que la primera vez, la segunda, puedas salvarla y hacer que vuelva a crecer bien... pero no siempre va a servir. Casi preferiría que fueras cruel conmigo, que no me quisieras de ninguna forma, así podría entender por qué me haces eso. Pero supongo que está en tu naturaleza. No puedes conformarte- susurró de forma triste.- Desde niño siempre fuiste caprichoso, pero cuando obtenías algo, te olvidabas de ello y pasabas a lo siguiente. Eres un hombre que nunca se cansa de tener nuevas metas, siempre quieres más y nunca tienes suficiente. Y si, posiblemente nunca vas a encontrar a alguien como yo- admitió.- Porque tenemos la misma sangre y por mucho que hagas, por mucho que digas, mi unión contigo existe desde el día que vine al mundo. Nada puede cambiar o romper eso. Pero eso no va a hacer que dejes de sentir que necesitas algo más y cuando creas encontrarlo en otra mujer, sentirás que te falta otra cosa... y así para siempre.

Sintió entonces el impulso de preguntarle si igual la elegiría si usase a su amante Lannister como comida para dragón. Si la torturase inclusive para recordar que aquello que pertenece a un Targaryen no se toca. Pero aunque sus labios se abrieron para articular las palabras, se contuvo a tiempo. Nuevamente, esa crueldad que podía llegar a paladear quedaba oculta, en lo más profundo de sí misma. Suspiró y acarició sus brazos.

-Mañana prometo estar sonriente y lo más espléndida posible en la grada para animarte durante la competición- dijo intentando compensarlo por aquel mal rato.- Y tengo una cosa especial por si ganas- admitió, aunque casi lo había olvidado en esos días. Besó su cuello de forma suave y dulce, dando algunos mordiscos juguetones, pues sabía que su aliento no era el propicio para besos.- Anda, descansa... Que mañana debes hacer que todos muerdan el polvo y si ganas, habrá que celebrarlo. Y si perdieras... Nada mejor para animarnos que seguir con la tarea que tenemos entre manos- dijo intentando dejar atrás su malestar y centrarse en el mañana, olvidando ese día nefasto y aplicando una ley fundamental en ella. Cuando miraba al mañana con planes y metas siempre podía salir de cualquier pozo, solo necesitaba un objetivo.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:54 pm

Si tu fueses reina viviríamos en una cabaña ya que hubieses vendido todas nuestras riquezas para la caridad –Comente sin perder el tono burlón viéndola quejarse por mis bromas –Ni tendríamos dinero para un ejército con el cual conquistar –Suspire acariciando su cabello como si se tratara de una niña pequeña que divagaba diciendo tonterías. En un punto aquella situación me daba ternura, por otro lado me sentaba mal ya que era sabido que Helaena no estaba ebria simplemente por haberse pasado de copas. Mi esposa estaba ebria porque algo le pesaba sobre los hombros y no podía soportar aquello. Me costaba imaginarme un mundo donde ambos fuéramos reyes donde, todo este poder que sentía simplemente siendo príncipe, se multiplicara cientos de veces. Un mundo donde mi palabra fuera la ley absoluta y que nadie se atreviera siquiera a pensar en cuestionar. Con Helaena sentada a mi lado y mis hijos creciendo como fuertes príncipes herederos, guardianes de todo lo que nuestra familia conquisto a lo largo de los años.

Por mas que me doliera admitirlo Hela tenia razón, debía aceptar cargar con aquella culpa o siquiera sentirla. Bastante mal ya le provocaba a mi esposa como para que yo fuera hipócrita y me apenara por aquello. Tal vez era hora de endurecer mi corazón aun mas y dejar de sentir pena o tristeza por las emociones de Hela. Lamentablemente era el hombre que le había tocado, yo no estaba dispuesto a dejar de hacer lo que hacía, me resultaba imposible. Y ella no dejaría de sufrir, pero ninguno de los dos se quería separar –Tienes razón, tal vez deba dejar de preocuparme tanto –Admití aunque fueran duras palabras, pero si aquello continuaba de esa forma no sabía cuanto duraríamos ambos. En ese aspecto ella era la mas fuerte y la que debía soportar los golpes –Pero no me hace feliz –Aclare- Solo necesito hacerlo…

Sus palabras me hicieron recapacitar en todo aquello, nunca lo había pensado de esa forma. Y no, no me conformaba fácil, siempre quería explorar nuevos rumbos. Tanto como en tierra como con las mujeres, siempre deseaba mas. De una cosa estaba segura, Helaena era todo lo que quería, y con ella estaba mas que conforme en su rol de esposa y madre. Pero en el ámbito sexual me costaba simplemente conformarme con ella y no probar otras. ¿Qué podía responderle?¿Que tenia razón?¿Aquello serviría de algo? No pude hacer más que suspirar y acercar mi boca a su oído –Simplemente desahógate a gusto… -Dije cerrando los ojos, tal vez invitándola a descargar su ira con quien quisiera. Si a Helaena le ayudaba matar a alguna que otra zorra que estuvo conmigo, no podía negarme a eso. Después de todo ninguna de ellas significaba nada para mi, pero mi hermana si, lo era todo. No me molestaría en absoluto si las mandaba a colgar, a decapitar, o simplemente se las daba de alimento a su dragón.

Cerré los ojos mientras la escuchaba seguir hablando, sus besos me hicieron sonreír sutilmente al igual que sus comentarios. Gire mi rostro y bese sus labios con suavidad alargando el beso unos segundos sintiendo el aroma a alcohol que provenía de su boca. Pero claro esta que esto no me molestaba –Pase lo que pase, no necesito nada mas que tu cariño y compañía… -Murmure juntando nuestras frentes para acomodarla bien contra mia con las intensiones de que ambos estuviéramos cómodos para dormir entrelazados –Descansa… Y espero que al despertar me atiendas como atienden las mujeres a sus hombres antes de ir a la guerra –Advertí con una sonrisa picara para luego proponerme dormir.

avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:56 pm

No pudo hacer más que reír por lo de la cabaña. Quizás no fuese la reina más egoísta del mundo, pero dudaba arruinar a la corona con sus actos de caridad. Se encogió de hombros.

-Dime si no habría reyes más amados. Un pueblo que ama está dispuesto a todo, el dinero que gasto de las arcas en ayudarlos es un dinero bien invertido... El que muere de hambre y come gracias a ti no olvida ese gesto nunca- Aegon nunca entendería la importancia de la labor caritativa de su esposa. Sabía que debía hacerse y que posiblemente nadie mejor que ella para hacerlo, pero nunca sería capaz de hacerlo por sí mismo, posiblemente porque como a ellos nunca les faltó de nada y ciertamente, Aegon iba muy falto de empatía, no llegaba a imaginar la desesperación de aquellos para los que la joven princesa era como un ángel o una diosa misericordiosa.- Simplemente, si te preocupa, no lo digas. No me hagas sentir peor... Solo necesito que me abraces y dejes que las cosas pasen. No puedo con todo. A veces siento que olvidáis que soy tan humana como vosotros, que tengo mis debilidades... Todos me cargáis vuestros problemas. Vuestras preocupaciones. Y yo siempre me preocupo por todos, porque os quiero, pero a veces no puedo con todo... Aemond, tú, Daeron, padre, madre, los niños, Rhaenyra y su familia... Son tantas cosas, tantos problemas. Necesito poder dejar salir todo, al menos contigo. Al menos saber que contigo no tengo que fingir que todo está bien si no es así... Que pueda lamerme las heridas para que sanen.

Entonces él dijo que se desahogase a gusto. Lo miró a los ojos, tomándose un segundo para dilucidar si lo había entendido bien. Enarcó una ceja. Si no era como lo había entendido era que sus ansias de sangre la estaban traicionando. Como fuera, Aegon terminaría sabiendo aquello tarde o temprano.

-No necesitaba tu permiso. Tuve un agradable desayuno con la ramera Lannister- le dijo y si, un desayuno. Le iba a traer recuerdos.- Si sigue viva es porque no voy a poner mi reputación en tela de juicio por un arrebato. Pero se lo advertí a ella y te lo advierto a ti. Como si quiera te dirija la palabra lo sabré y cuando lo haga... Me sentaré a ver como los dragones de pozo dragón se pelean por ella y la despedazan viva.

La amenaza no iba hacía él. Helaena jamás dañaría a su esposo, si quiera de poder. Sería como herirse a sí misma, sin embargo Aegon debía entender las consecuencias para su esposa y su familia si se veía empujada a hacer semejante barbaridad. Y esas consecuencias eran lo único que la frenaba, pero no siempre sería tan consecuente. Y la princesa nunca prometía algo si no pensaba cumplirlo, la amenaza era tan real como la vida misma.

De repente la sorprendió con aquel beso que correspondió con un ansia descontrolado, terminando por abrazar sus caderas con la pierna y hacerlos girar para ponerse sobre él, acariciando su musculado torso mientras sus lenguas se enredaban. Se dejó llevar tanto por el alcohol como por el efecto inmediato que Aegon tenía en ella.

-Nada me hace más feliz que acompañarte y quererte...- sonrió con picardía.- Por la mañana tendré resaca... mejor ahora- dijo empezando a mover las caderas.- Y podemos repetir si eso, los pequeños Targaryen no se hacen solos- comentó antes de volver a besarlo, disponiéndose para bajar con la boca entre besos por su cuerpo, descendiendo hasta su miembro. Eso noche quizás no iban a dormir demasiado, pero estaba segura de que ninguno de los dos se arrepentiría de ello.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:57 pm

Sus palabras tenían mucho de cierto, estaba convencido de que esto era asi. Pero no era tan sencillo como eso, de otra forma seria muy fácil ganarse un pueblo –Un reino bien alimentado pero sin fortaleza, sin defensas y sin armas es un pueblo inseguro…  Un buen gobernante debe brindar alimento, educación y seguridad para poder contar con el apoyo de su pueblo. Mientras estas tres cosas estén presente lo demás es complementario –Le di mi punto de vista sobre aquello  convencido de que aquellos eran los pilares para gobernar bien –Brindarle amor a la gente también es necesario, pero enseñarle a no desobedecer aun mas –Si llenas de lujos a una mascota esta se creerá que tu le sirves y se verá así misma como una especie de dios. Por esta razón había quedar, pero siempre dejando bien en claro que los que mandábamos éramos nosotros.

Escuche los problemas que atormentaban la cabeza de mi mujer y guarde silencio. ¿Qué podía decirle yo que le sirviera de consuelo? ¿Acaso había algo que pudiera hacer más que consolarla? También había que reconocer que ella sola se ponía en ese papel, si lo deseaba podía hacerse un lado y nadie la molestaría con sus cosas. Pero no, ahí estaba ella intentando curar las penas de todos, y inevitablemente terminaba por dejarse afectar por aquellos problemas. Era normal, era entendible, pero sin lugar a dudas no era necesario. El dia que ella dejara de cargar con tantas cosas, de exponerse tanto, ese dia Helaena seria una mujer mucho mas feliz de lo que se dejaba ver.

Entonces cuando nombro a Cerenna mis ojos se abrieron como platos, no tenia idea a que venia todo eso. Me quede en silencio escuchando sus palabras aceptando la culpa de aquello pero tampoco apenándome en absoluto. No me arrepentía en absoluto de la relación que tenia con la Lannister, pero no sabía que Helaena conocía sobre ello. Traje saliva pensativo, divagando en mi cabeza como aquello le había llegado a los oídos pero no pude encontrar nada. Mantuve silencio dejando hacer su descargo, tal vez aquello lo mejor, no tenia sentido responderle. De todas formas me costaba imaginármela haciendo algo como lo que prometía, nunca la había visto cometer un acto como esos y dudaba que fuera capaz. Posiblemente lo que decía solo era una manera de expresar su odio por todo aquello.

En ese momento deseaba escapar de aquella conversación y dormir, la bese con la intensión de acallarla y calmarla. Pero aquel acto al parecer solo sirvió para prenderla aun mas, con la suerte que ese fuego provenía de otro lado. Trague saliva viéndola montarme sin pudor alguno mientras se frotaba contra mi pelvis comenzando a avivar las llamas de mi interior –Mejor ahora… -Repetí entre besos sometido ante sus antojos. Sus manos recorrieron mi cuerpo haciéndome suspirar, entonces comenzó a bajar dejando un camino de besos por donde pasaban sus manos –Hela… -Murmure sintiendo los pelos de mi piel erizarse ante la inminente llegada de su boca a mi falo el cual envolvió con sus labios. Gemi haciendo la cabeza hacia atrás mientras bajaba con una mano y enredaba mis dedos entre su cabello acompañando los movimientos  de su boca –Así me encanta… -Admití sintiendo como mi glande se sumergía aun mas en su garganta la cual se estrechaba poco a poco. Baje mi otra mano para acariciarme las bolas e ir hasta uno de sus pechos el cual tome y apreté –Recuerda que debo llegar en tu interior –Le recordé con una sonrisa ya que no quería que se entusiasmara demasiado y me hiciera terminar en sus labios. No es como si esto me molestara, en absoluto, pero si queríamos mas niños debíamos hacer bien nuestro trabajo.
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 8:58 pm

-Nunca dije que la seguridad no sea importante. El mundo tiene un sistema, una pirámide, es necesaria, pero lo que no es necesario es exprimir y pisotear por inercia a los escalones más bajos- le corrigió como siempre. Aegon no era estúpido, pero se dejaba llevar por su sentimiento de superioridad, Helaena sin embargo solía meditar las cosas un poco más y esa conversación daba prueba de ello, como muchas otras entre ambos.- Por eso padre nos casó- dijo de pronto la princesa.- Porque necesitas un poco de corazón en tu vida y también en tus decisiones.

En silencio de su esposo y su expresión sorprendida ante la mención a su amante la hizo sonreír de forma ácida. La molestaba, mucho. Posiblemente era la primera vez que una infidelidad la hacía sentir el deseo de coger sus cosas, tomar a sus hijos e irse lejos solo por castigar a Aegon por sus decisiones. De momento no lo hacía, pero se daba cuenta de que no podía descartar que un día aquello la superase.

-No te sorprendas. No soy estúpida y que me tomes por una es casi lo peor. Me mentiste- le acusó.- Me dijiste que no tendría que verle la cara a tus zorras, solo por eso te perdono lo que me haces. Pero ¿Que tu zorra se siente a mi mesa a preguntar cómo están nuestros hijos? Creéme, una sola palabra con ella y tu vida va a cambiar mucho... Tendrás una zorra menos y me perderás para siempre. ¿Está claro?- dijo esperando una respuesta.- Ni una palabra, no quiero volver a verte con ella. Y no intentes volver a mentirme, porque tendrá sus consecuencias.

El fuego del enfado mutó a uno muy distinto o más bien, se fundió con el de la pasión que él despertaba en ella. Quizás era parte del encanto de su relación sexual con Aegon -esa que con Aedan nunca había alcanzado- y era como sus frustraciones y sus enojos podían salir libremente durante sus encuentros, como podía morderlo, arañarlo y provocarle dolor en pequeños arrebatos sin que esto trascendiera a más que el momento de pasión. Pronto tuvo a Aegon en dónde quiso y como quiso, sintiendo su erección hacer aparición y crecer a sus roces, bajando lentamente.

-Eres tan obediente, Dragón- le dijo como solía llamarlo en esos momento de privacidad, siguiendo su broma de la jinete.

Pronto lo recompensó por esa obediencia con una de esas cosas que él mismo le había enseñado y que eran dignos actos de una prostituta, cosa que en su momento le dio muchos reparos, pero que en cuanto comprendió el placer que podía darle, no dudaba en hacer, excitándose y todo al hacerle una buena felación. Se esmeró en cada movimiento, apretándolo con los labios mientras succionaba y usaba la lengua de forma caprichosa para torturarlo como para hacerlo disfrutar cada segundo, dándole un pequeño golpecito en los testículos al sentir como la agarraba el pecho aún cubierto por el vestido roto.

-Pues vas a tener que aguantar... o hacerme parar- lo retó recuperando un momento el aliento mientras su boca era relevada por su mano. Tras ese reto para Aegon, volvió a deslizarlo entre sus labios lo más hondo que pudo.
avatar
Helaena Targaryen

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Aegon Targaryen el Sáb Ago 27, 2016 9:00 pm

Odiaba cuando Helaena intentaba darme lecciones de humildad, yo no necesitaba esas cosas, sabía perfectamente lo que debía hacer. No pisoteaba al pueblo, al contrario, me preocupaba por su bienestar, sin embargo no tenía la necesidad de pasearme por el lecho de pulgas como ella hacía. Ella se creía que con sus obras de caridad y sus palabras de amor y de afecto hacia la gente todo se solucionaba. Sí, he de admitir que el pueblo la admiraba y respetaba, admito también que eso nos daba una muy buena imagen. Pero con eso solo no bastaba para contentar a las masas, aquello nomas era un aporte, un muy valorable aporte. El pueblo era exigente, y era bueno que así sea, después de todo obligaba a sus gobernantes a no dormirse en los laureles – ¿Mas corazón que el que le pongo día a día? Dudo que sea posible –Comente de forma despreocupada, todo lo que hacía lo hacía con corazón, por algo me llamaban impulsivo.

Entonces todo su descargo empezó, casi como una fuerte tormenta que parece que nunca tendrá fin. Palabra tras palabra, seguramente ni ella se creía mucho de lo que me decía. Ya cada día se me hacia mas difícil soportar sus reproche, como si aun no entendiera que me resultaba imposible negarme a otras mujeres. Mi hermana no entendía mis necesidades, era egoísta, al punto de hacerme sentir culpable por lo que hacía –No cambies mis palabra Helaena… Cuando dije aquello me réferi a que no deberías verlas con regularidad, en el día a día, no que nunca te cruzarías con una –Me parecía raro estar hablando así de mis amantes con ella –Y si se sentó en tu mesa es porque seguramente tu la invitaste a sentarse.

No me interesaba seguir discutiendo eso, ya tenia suficientes problemas como para también tener que enfrentarme a una disputa entre Helaena y Cerenna. ¿Qué necesidad habían tenido de encontrarse? Una sabia que se había sobrepasado con el esposo de la otra, y la otra solo quería descargar su malestar por enterarse de eso.

Pero por suerte el rumbo de las cosas cambiaron y todo se volvió un juego sexual. La personalidad de mi hermana cambio por completo y entro en su modo de lujuria. Cuando estábamos en la cama su actitud cambiaba, casi volviéndose una mujer irreconocible. Yo lograba sacar sus facetas mas ocultas, esas que le ocultaba a todo el mundo. Conmigo se enojaba, se mostraba furiosa, lloraba y se dejaba ver como una zorra en celo. Cerre los ojos un momento y deje que de mi garganta se escapara un pequeño gemido producto de los actos provenientes de su boca. Aquello era como tocar el cielo con las manos, quien diría que mi hermana sabia usar los labios de esa manera tan sucia. El haberla formado en aquellos ámbitos me había llevado tiempo, pero todo tenia su recompensa después de todo.

Podía sentir sus labios subir y bajar envolviendo mi falo, lo lubricaban con saliva para luego masajearlo. Su lengua no paraba de recorrer mi glande jugando con el como si fuera una especie de dulce. Entonces sus palabras me hicieron sonreír entre jadeos, envolví mi mano en sui cabello y tire de el atrayéndola a mi de forma autoritaria –Hoy estas pidiendo a gritos ser sometida –Le dije mirándola a los ojos en los oscuridad mientras le comía la boca de un apasionado beso. La arroje sobre el colchón dejándola boca abajo y me subí sobre ella para besarle uno de los hombros desnudos –Descárgate conmigo…-Le pedí al oído antes de mordérselo  mientras que con una mano pasaba mi falo entre sus nalgas hasta llegar a sus labios vaginales y metérselo todo de un empujón. Cuando me incruste en ella apegue mi pecho a su espalda y deje salir un gemido ronco. Mis dedos se enredaron en su cabello tironeando suavemente de el mientras que con mi otra mano inmovilizaba una de sus muñecas haciéndosela sentir domada. Respire profundamente y luego comencé a moverme embistiéndola lento pero con fuerza, a tal punto que se podía sentir como la cama golpeaba la pared.
avatar
Aegon Targaryen

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 23/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fuego lo destruye todo || Aegon || +18 || Flashback

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.